Hermandad
Asociación
21
Mayo
2019
 
Jueves Santo 2019. Faltan -33 días

Actualidad

SOLEMNE BESAMANOS DE LA VIRGEN DE LA SOLEDAD DEL PUENTE

SOLEMNE BESAMANOS DE LA VIRGEN DE LA SOLEDAD DEL PUENTE

3 de Marzo de 2019

La Hermandad del Jueves Santo vivía ayer un emotivo y solemne Besamanos de la Virgen de la Soledad del Puente dentro de los actos de Culto en honor de su Sagrada Titular. Durante la jornada cientos de fieles devotos de la Madre se acercaban hasta la Parroquia de la Virgen de la Luz, Sede Canónica de la Hermandad, para mostrarle su respeto y devoción, y besar su afligida mano como muestra de cariño y agradecimiento por sus desvelos.

Para celebrar este sagrado culto, varios miembros de la Hermandad disponían un bello escenario similar al de años anteriores donde la Virgen de la Soledad descendía de su camarín para mostrarse ante sus hijos y darles su bendición. Gracias al trabajo de su Camarera, Blanca Benito y su ayudante, Ángela Pérez, la Madre iba engalanada con su saya de tisú blanco donada por el taller de Bordados de Brenes hace unos años, y el Manto de Salida procesional que luce habitualmente en la procesión de Paz y Caridad. En sus manos el pañuelo para secar sus lágrimas de dolor y un rosario. En su entorno se mostraban un conjunto de puntos de luz sobre varios grupos de candelería entre los que se encontraban los nuevos candelabros que ha adquirido recientemente la Hermandad junto a los cedidos para tal ocasión por la camarera. Cerraban este escenario los Faroles de la Hermandad y los candelabros que forman parte del camarín de la Virgen, en el cual prendían cortinas que ocupaban el esapcio dejado por la Madre recogidas por sendos cordones dorados donados por una devota anónima. El exorno floral compuesto por claveles blancos sobre cuatro ánforas plaetadas era obra de la familia Florigama, hermanos que año tras año muestran su cariño hacia la Madre con su trabajo.

En definitva, un solemne y devoto Besamanos que ofrecía emotivas escenas donde los fieles se arrodillaban ante la Madre, le ofrecían sus plegarias durante largos instantes y donde los niños que acompañaban a sus familias se mostraban atentos y curiosos al ver tan cerca el rostro triste y doloroso de la Virgen. Olor a incienso, recogimiento, oración y devoción ante la Virgen de la Soledad en la antesala a la llegada a la Cuaresma.

Comparta esta noticia:
X Cerrar